header1.jpgheader2.jpgheader3.jpg

.::: Seminar: Seminario 2012 :::.

1. Introducción al pensamiento de Martín Heidegger: Ser y Tiempo

Martín Heidegger es sin duda alguna uno de los pensadores más importantes y discutidos del siglo 20. Su libro Ser y Tiempo (1927) es considerado un punto culminante en la historia de la filosofía actual. En esta obra, Heidegger reformula la pregunta por el sentido del ser. Es decir, aquella cuestión que desde el inicio de la filosofía ha marcado profundamente la trayectoria del pensamiento occidental. La tradición y su interpretación sobre el ser y sobre el ente, son sometidas por Heidegger a una crítica exhaustiva: son destruidas. De esta manera, Heidegger abre un nuevo ámbito filosófico, libre de prejuicios académicos, para formular nuevamente su pregunta por el sentido del ser. No se trata para el filósofo de elaborar una enseñanza abstracta sobre el ser; la respuesta a esta pregunta puede ser hallada, según Heidegger, exclusivamente en el autocuestionamiento del ser humano frente al hecho mismo de su existencia. Ya que el ser humano ‑ a diferencia de otros entes (Seiende) como animales, plantas y cosas ‑ se comporta de una forma abierta frente a su propia existencia, Heidegger denomina a esta forma peculiar de ser: Dasein. Dasein se caracteriza por ser aquel ente que se cuestiona acerca de su propio ser (existencia). El proyecto filosófico de Ser y Tiempo quedó truncado; Heidegger nunca publicó la anunciada tercera parte: Tiempo y Ser. En este sentido se trata de un proyecto fallido, inconcluso. Sin embargo, este hecho no ha menguado la importancia filosófica de esta obra y la gran influencia que ha ejercido sobre muchos pensadores contemporáneos.

En este seminario analizaremos a través de pasajes seleccionados las cuestiones principales de Ser y Tiempo. Dedicaremos especialmente atención al análisis existencial del Dasein como ente “temporal” e histórico.

Requisitos para participar: Los estudiantes deben estar dispuestos a escribir un protocolo o a dar una ponencia. Trabajos de investigación también son aceptados.

Texto: Heidegger, M. (1927). Ser y Tiempo. Traducción, prólogo, y notas de Jorge Eduardo Rivera. Edición electrónica de www.philosophis.cl Escuela de Filosofía Universidad ARCIS.

2. La creación del universo según Platón: Timeo

En el Timeo, uno de sus últimos diálogos, Platón expone su filosofía de la naturaleza. Para explicar la formación del universo y de los seres vivos se vale el filósofo de la forma narrativa del mito. A diferencia del discurso sobre el ser, esta forma de discurso es no verdadera, sino simplemente verosímil. Para Platón, el mundo es un ser viviente dotado de razón y alma. Su existencia es la manifestación de un acto libre de generosidad y bondad divina. No se trata de una creación a partir de la nada; el Demiurgo platónico crea el universo a partir de un material sin forma y caótico llamado necesidad (Ananke). Por esta razón, el mundo puede ser sólo tan perfecto (bueno) como lo permita la naturaleza de este material. El Timeo fue concebido como parte de una trilogía que Platón nunca llegó a completar. Si se considera el esbozo total de este plan literario, es claro que para Platón, la cosmología no puede ser considerada independientemente de la pregunta acerca del buen vivir o de la virtud. En este seminario se considerarán ambos aspectos del diálogo prestando especialmente atención a la primera y segunda parte que tratan sobre las obras del demiurgo y la Ananke (necesidad).

Requisitos para participar: Los estudiantes deben estar dispuestos a escribir un protocolo o a dar una ponencia. Trabajos de investigación también son aceptados.

Texto: Platón, Timeo o de la Naturaleza. Edición electrónica de www.philosophia.cl / Escuela de Filosofía Universidad Arcis. Se recomienda también: Zamora Calvo, José María. Platón, Timeo, edición bilingüe– notas a la traducción y anexos de Luc Brisson. Madrid: Abada Editores, 2010.

.::: Seminar: Phänomenologie des Tanzes. Albert-Ludwigs-Universität :::.

Obwohl der Tanz ein wichtiger Ausdruck der Menschheit ist und seine Ursprünge innerhalb des Sakralen liegen, ist er über Jahrhunderte hinweg als das ganz „Andere“ vom Denken betrachtet worden. Tatsächlich sind Tanzen und Denken nicht das Gleiche aber das bedeutet nicht, dass beide Tätigkeiten sich ausschließen und noch weniger, dass sie ein Gegensatz bilden. Im Gegenteil, erst weil der Mensch Phänomenologie des Tanzesein Tier der Wirklichkeiten ist, kann er tanzen und denken. Der Gegensatz zwischen Tanzen und Denken hat ihrem Ursprung in dem Gegensatz zwischen Denken und Körper, zwischen Geistigem und Sinnlichem, denn Tanz ist die Kunst der Bewegung des menschlichen Körpers. Im Unterschied zu anderen Künsten kann sich der Tänzer während des Tanzes von seinem Körper nicht trennen. Sein Körper ist das Objekt aber er ist zugleich   als ein Körper der sich selbst bewegt   das Subjekt seiner Kunst.

Spätestens nach der kartesischen Reduktion des ego auf sein cogito und die darauffolgende Betrachtung des Körpers als eine Maschine, ist Leiblichkeit für die Philosophie von großer Wichtigkeit geworden. Innerhalb einer Phänomenologie der Leiblichkeit gehört die Betrachtung des Körpers als ein Körper der tanzen kann, unvermeidlich dazu. Die Selbstbezüglichkeit des Tänzers mit seinem Körper während des Tanzes kann einiges zur Rehabilitierung der Sinne innerhalb des Denkens beitragen.  


Joomla templates by a4joomla